Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Más información sobre cómo usamos las cookies y de qué manera puede cambiar su configuración. Info

CLIMATIZADORES PORTÁTILES

El climatizador portátil es una máquina térmica capaz de refrescar o calentar un ambiente. Está desprovisto de unidad exterior y no precisa instalación. Puede ser desplazado de una estancia a otra gracias a las ruedas de las que está dotado.  Como los fijos, también los climatizadores portátiles necesitan una comunicación con el ambiente exterior, con el fin de expulsar el aire caliente presente en el ambiente.  Los climatizadores portátiles se dividen en dos familias:

PORTÁTILES MONOBLOC
Aparatos compactos constituidos por una sola unidad, provistos de ruedas y asas. El calor es expulsado al exterior a través de un tubo. Éste puede ser colocado entre los batientes de la ventana, bajo persianas... Pueden ser desplazados de una habitación a otra. Resultan listos para el uso inmediato puesto que no requieren ningún tipo de instalación. 

PORTÁTILES SPLIT
Compuestos por una unidad interior y un compartimiento exterior, que puede colgarse en el balcón o alféizar.  Las dos unidades están conectadas entre ellas por un tubo flexible. Pueden ser desplazados de una estancia a otra, resultan listos para el uso inmediatamente y no requieren ningún tipo de instalación.

ELIMINACIÓN DE LA CONDENSACIÓN

PORTÁTILES MONOBLOC
La eliminación de la condensación en un acondicionador monobloc se puede realizar de dos formas, según la tecnología utilizada.

  1. El acondicionador portátil está dotado de un depósito. Un flotador apaga el acondicionador cuando el depósito está lleno para evitar inundaciones (sólo para el modelo Ellisse HP en función calefacción).
  2. La eliminación de la condensación se efectúa mediante la nebulización del agua, directamente por el tubo trasero; el acondicionador dotado de esta tecnología no se apaga nunca en automático (para todos los modelos de acondicionadores portátiles Olimpia Splendid).

PORTÁTILES SPLIT
La eliminación de la condensación se lleva a cabo mediante nebulización del agua, directamente por la unidad exterior. Mediante una bomba, el agua es llevada de la unidad interior a la exterior a través de la funda.  En la unidad exterior se recoge en una cubeta, y de aquí es nebulizada por el ventilador.

FILTROS
El sistema de filtros de la mayor parte de los acondicionadores Olimpia Splendid consta de filtro de carbón activo y fotocatalítico: de esta forma, además de refrescar o calentar el ambiente, depuran el aire.  Todas las unidades interiores están dotadas de sencillos filtros de plástico que retienen las partículas de polvo más grandes; han de ser lavados periódicamente bajo un chorro de agua y dejados secar a la sombra, sobre todo para mantener óptimo el rendimiento del aparato (la aspiración del aire es máxima). La unidad exterior no requiere cuidados especiales, aparte de quitar de vez en cuando el polvo del radiador con un chorro de aire, pero prestando atención a no doblar las aletas de aluminio, por el contrario se corre el riesgo de empeorar las prestaciones (disminuiría la dispersión del calor en el ambiente).
   

LOS GASES UTILIZADOS
Actualmente, hay en circulación climatizadores que contienen 2 tipos diferentes de gases: R407C y R410A. Este último es ecológico porque no contiene átomos de cloro, por lo cual no daña la capa de ozono, no es tóxico ni inflamable y, en términos de eficiencia energética, permite obtener máximos rendimientos. Es el gas nuevo por excelencia, es decir, el que hoy en día permite obtener las mejores prestaciones sin efectos sobre la capa de ozono. Los acondicionadores son cargados de gas en fábrica para la longitud de tuberías estándar (indicada en las instrucciones). La carga se halla en la unidad exterior, en la interior a menudo se introduce nitrógeno en las tuberías para evitar que entre suciedad y humedad en los tubos.

UNIDADES DE MEDIDA
Vatio: unidad de potencia eléctrica utilizada por el sistema internacional.  La potencia de un electrodoméstico se mide en vatios, lo cual nos permite calcular la energía consumida.  En concreto, lo que nos interesa es el vatio hora, es decir, el consumo de un electrodoméstico por hora de uso (aún más usado el kilovatio hora (kWh), equivalente a 1000 vatios).
Btu (British thermal unit): es una unidad de medida de la energía, utilizada en Estados Unidos y el Reino Unido, y se utiliza habitualmente en lugar de los vatios (W). Una BTU es definida por la cantidad de calor requerida para elevar la temperatura de 454 gramos de agua de 60 a 61 grados Fahrenheit. Las BTU se utilizan habitualmente en la definición del poder refrigerante de los sistemas de acondicionamiento de ambientes, así como también del poder calorífico de los combustibles.
Para convertir W en BTU, es suficiente saber que 1 W corresponde a 3,416 BTU. Por tanto, para pasar de BTU a W se divide entre 3,416; para pasar de W a BTU se multiplica por 3,416.